“Que en tu rostro se advierta la paz y la alegría de estar consagrado al amor de Dios y del Prójimo”.

– Padre Emilio Sotomayor Luque –